9 de febrero de 2009

Colgado de Cuenca




Si ya se no me he complicado mucho la sesera poniendole título a esto, yo por mi no le pondría título a casi nada pero parece ser que nuestro cerebro, esa persona que vive dentro de nuestra cabeza necesita cierto orden y situar las cosas de alguna manera, y eso debío decirle al programador que puso una ventana con el título, TITULO y un espacio limitado por rellenar...

Que rollo ¿no?, con la de cosas que hay por hacer... que prisas... bueno en la ciudad de las casas colgadas, olvidate de las prisas, no son necesarias, esta todo cerca, muy cerca y te pones te pones y ya has llegado, aunque no quieras.


Yo creo que lo hice todo al revés, baje por la Subida a San Pablo y subí por la bajada de las Angustías, pero es que yo seguí el curso del Huécar y tiraba por ese camino en busca del Júcar, cuando yo lo vi bajaba bien crecidito... con mucho brio y con muchos humos, aunque hay quién me dice que en verano, se le bajan, los brios y los humos... en fin hay quién no lleva bien los calores y el Huécar es uno de esos rios que imitan al Guadiana, aunque este desaparece por pura vagueria estival.

La Sultana me acogió en Cuenca, vamos todo un lujo y de verdad que no soy dado a lujos, mi bolsillo no me deja. Y bueno si has estado alojado en el, ya sabes que te hablo del Parador de Cuenca, La Sultana es la roca que lo vigila, para que todo permanezca casi igual que cuando fue Convento, el de San Pablo, muchos años atras, aunque en realidad no tantos, hasta hace bien poquito fue convento, aunque no con los mismos dueños que en el inicio. Ya que un tal Mendizabal... que insensato el, con sus amortizaciones, quito los bienes a la Iglesia para recaudar dinero para todos sus legítimos dueños, los españoles... pero no se quien dijo... con la iglesia hemos topado, no se si Quevedo, o Cervantes en boca de un tal Quijote... en fin todos unos locos... si es ironía o esperpento o no se que es... pero es que me dolió que un bien Patrimonio de la Humanidad como la Catedral de Cuenca, fuese de pago... de pago para engrandecimiento de la Santa Madre Iglesia... Mucho mejor visitar la Ermita de la Virgen de las Angustías, con su bajada la que yo subí, también me quedo con el Museo de Cuenca, el provincial, bien chulo y el fin de semana es gratis, justo cuando uno puede ir. Hay más museos, el de la ciencia, una torre Mangana, digna de verse, supongo que algún dia desde su terraza se podrá contemplar el atardecer, precioso en esta ciudad, el típico color rojizo lo inunda todo, visto desde el Júcar es una pasada... desde la torre, sus obras no me lo dejaron, pero todo se andara... Ah casí se me olvida... las casas, el museo de arte abstracto y el restaurante, las casas colgadas, esas no es que haya que verlas... es que te tienen que ver a ti, a lo japones, en una foto... si no es que no pasastes por Cuenca.

Sonrie... click. Ya lo tienes todo...

Bueno todo no, faltan unos miguelitos, son de la Roda, pero están tan ricos con un chupito de resoli. Ah bueno ya que hablamos de viandas, hay lugares muy típicos, la siempre presente casa colgada dicen que es un lugar que por sus vistas ya merece la pena comer en el, pero digo yo que si estas en el, no puedes verlo, y yo en todo caso cuando como, lo que tiene que tener bonita vista, o pinta es lo que esta en el plato... En la plaza Mayor hay restaurantes, no para aburrir, pero más que suficientes, y a precios más cercanos, para capricho, mejor pasar al restaurante del parador, el refectorio del antiguo convento, con su púlpito y todo, no el que se come, no el otro... el de echar la charla a los comensales.

1 comentario:

Antonio dijo...

Señor Johnnie Quintana me alegra que se haya interesado por mi blog, he visitado el suyo y lo veo muy interesante y muy completo, le felicito.Saludos de Antonio.